Laura Casanova, de Candyliving

Laura Casanova, una payesa del siglo XXI

Tenía muchas ganas de contaros esta historia. Coincidí con Laura Casanova en un curso online y, desde que empecé a seguirle la pista, me enganchó su manera de contar el día a día de su vida rural, la crianza de sus dos hijos y su estilo de vida. Cuando la conocí en persona, la curiosidad no dejó de aumentar. Creo que su manera de ser pausada y, a la vez, decidida, su carácter emprendedor y su espíritu innato de liderazgo han determinado, de principio a fin, la historia de Laura, una historia bonita donde las haya.

Laura Casanova es difícil de definir en una sola frase: madre, escritora en su blog Candyliving y en su cuenta de Instagram, emprendedora nata (regenta tres casas rurales espectaculares en Casanova Country Homes) y es un referente en la agricultura ecológica liderada por mujeres. En un mundo en el que todo va deprisa, que el ritmo de las ciudades nos engulle a todos, ella ha dado un paso adelante y ha demostrado que la vida en el campo puede ser igual de idílica (o incluso más) que la vida cosmopolita.

A pesar de su juventud (acaba de cumplir treinta y un años), Laura ha encontrado su lugar en el mundo en un pequeño pueblo catalán de la Vall de Merlés, a una hora al norte de Barcelona. Vive una vida tranquila y respetuosa con sus valores y estilo de vida, al lado de sus dos hijos, Jaume y Candi, rodeados de prados, de pastos, de gallinas y de caballos. Su huerto ecológico es, seguramente, su proyecto más preciado. Le ha costado mucho esfuerzo y muchas horas de sueño perdidas conseguir extender sus cosechas y hacer realidad su sueño de poder enviar sus verduras y hortalizas eco y de km. 0 a sus clientes. Y aunque ya hace tiempo que las vende por encargo y en los mercados de la zona, desde hace unos meses, quien quiera puede ser miembro de su eco-granja y tener preferencia al comprar los productos.

 

Candyliving

¿Quién es Laura Casanovas?

Nací en Artés, un pueblo del “pla de Bages” rodeado de viñedos. Somos 5 hermanos, 4 chicas (yo soy la mayor) y el más pequeño, el chico. Me cuenta mi padre que mi bisabuelo era campesino, una bellísima persona, una persona sencilla, un apasionado de su huerto y las pequeñas cosas del día a día. Su hijo, mi abuelo, era una persona más moderna; en aquella época que casi no había ni coches él ya tenía un camión y era conocido por todos los pueblos de alrededor. Mi padre heredó la pasión para el campo de su abuelo, pero por motivos familiares nunca se pudo dedicar a esto. Su padre falleció cuando él tenía 14 años siendo el mayor de 4 hijos, así que junto a su madre se puso en frente de la empresa que su padre había empezado a montar.

A lo largo de los años mi padre me ha transmitido su pasión y amor por la tierra. Intuyo que herencia genética de mi bisabuelo. A la edad de 39 mi padre consiguió el sueño de su vida: comprar una finca. Para entonces yo tenía 15 años y siempre que podía me escapaba a aquel pequeño paraíso en medio de un maravilloso valle. No me importaba para nada quedarme allí sola, sin mi familia. Rodeada de naturaleza y con mis caballos era feliz. Montando podía llegar al pueblo más cercano para comprar pan y cualquier otra cosa que me hiciera falta.

Llegó el momento de empezar universidad y dudaba qué estudiar. Estaba entre veterinaria, ingeniería agrónoma o turismo. Tres líneas distintas pero todas unidas al mundo rural. Finalmente, opté para estudiar dirección hotelera, siempre me había apasionado el mundo de los hoteles y la hospitalidad. Así que poco antes de cumplir los 17 años me fui a Suiza, otro paraíso rodeado de montañas y gente maravillosa. Allí estuve viviendo 3 años inolvidables, llenos de experiencias y descubrimientos.

Al finalizar mis estudios y después de trabajar un tiempo en Suiza y Portugal, regresé a casa y me fui directa a vivir a la finca. Allí empecé a cumplir mi sueño de vivir en el campo y montar mi propio negocio, un trabajo que une mis dos más grandes pasiones: el mundo rural y el mundo de los hoteles.

Con el tiempo (y de momento) he conseguido montar 3 casas rurales. En el día a día, observando, preguntando y escuchando he ido aprendiendo otras maravillas del mundo rural, como por ejemplo la gestión del cultivo del cereal, forrajes, el huerto y el cuidado del ganado.

 

Candyliving

¿En qué consiste tu proyecto? ¿Qué es Candyliving?

Hace unos años me separé, aquí es cuando empecé mi blog y mi Instagram. Escribir me ayudaba muchísimo a desconectar, a sacar de dentro lo que me apetecía (soy más bien reservada). Hablar de cosas que me gustan, que me inspiran y compartir mis vivencias.

Empecé a tomar fotografías de los miles de cosas bonitas que me rodean en mi día a día. Las empecé a colgar y la respuesta de la comunidad de Instagram fue tan buena que me motivó a seguir haciéndolo, hasta día de hoy.

Por otro lado, la vida en el campo puede ser muy solitaria. Especialmente cuando vives sola y con dos hijos pequeños, en aquel momento de 1 y 3 años. Sin vecinos cercanos, ni tiendas, ni cafeterías… solamente árboles, campos, río y animales. Así que era también una forma de sentirme acompañada (¡aunque fuera virtualmente!). Y así nació Candyliving y todo lo que ha venido después.

 

Candyliving

Todos los likes, comentarios, mensajes privados que recibo son pura energía. Lo mejor viene cuando “desvirtualizamos” y consigo conocer personalmente a algunas de las personas maravillosas que me siguen.

A raíz de ello, he descubierto una nueva pasión, algo que nunca me llamado la atención y ahora me encanta: la fotografía. Una forma de expresión que no solo disfruto, sino que me ayuda muchísimo a valorar y darme cuenta de la belleza de lo cotidiano.

Por ahora, tengo 3 casas rurales que se pueden alquilar para estancias vacacionales. La Bauma para 8 huéspedes, Palau del Roc para 12 personas y Masia Escrigas para 21. Todas aisladas con su jardín y piscina.

Masia Escrigas es la casa principal de la finca. La rodean los campos de cereal y forraje ecológico que gestiono. Al lado tenemos el huerto ecológico que empezamos a plantar hace tres años. Cuando nacieron Jaume y Candi, mis hijos, me di cuenta de la importancia de los alimentos saludables, con todas sus propiedades y de temporada y lo difícil que era encontrarlo si los querías comprar en las tiendas habituales. Así que hace tres años decidí empezar un huerto ecológico para que las familias nos pudieran encargar verduras y disfrutar de estas delicias maduradas al sol. Al otro lado tenemos el gallinero y nuestras gallinas felices paseando.

Como me encanta organizar y que pasen cosas, este año hemos montado un club de miembros para nuestra eco-granja. Nuestros miembros pueden comprar nuestras verduritas y huevos con algunas ventajas y, además, muy pronto vamos a montar una jornada en Masia Escrigas para “des-virtualizar”, podernos conocer y vivir en directo lo que os muestro en mi blog. Esta es una de las novedades de Masia Escrigas para este año junto con la tienda online que estamos a punto de lanzar con nuestros productos ecológicos.

 

Candyliving

¿Cómo es un día en tu vida?

No sabría decir… realmente no tengo una rutina. Por la mañana preparar a los peques para ir al colegio. Una vez en el cole, maratón para hacer el máximo de trabajo antes de que sea la hora de recogerlos de nuevo y correr hacia las extraescolares.

En invierno, en las horas de más frío aprovecho a hacer el trabajo de oficina y guardo el mediodía para trabajar fuera. Como anochece temprano, las tardes las dedico a otra de mis pasiones: la cocina.

En verano es al revés. Trabajo fuera mientras veo salir y ponerse el sol. Durante el día, o hago el trabajo de oficina o estoy con mis hijos metida en el río o en el lago.

Mis padres viven a unos 30 minutos, así que nos vemos el fin de semana. Y mis hermanas están por todo el mundo, así que o nos vemos en vacaciones o me toca coger un avión. Al haber estudiado en Suiza, mis amigos también viven por todo el mundo. Nos vemos cuando vienen de visita o cuando consigo un agujerito para escapar y coger un avión; tengo casa donde haga falta. ¡Me encanta viajar, así que nunca tengo un no para esto! Aunque con los peques y la vida en el campo, donde las verduras crecen y los animales comen cada día, no es fácil escapar y dejarlo todo bien organizado.

La verdad es que la vida en el campo tiene que gustarte, no es fácil. Pero no tiene precio. Especialmente si tienes niños. La libertad y las vivencias que pueden experimentar aquí difícilmente se las podría dar en otro lugar. Así que estoy encantada y ellos también. No lo cambiaría por nada en el mundo.

 

Candyliving

¿Cómo te ves en 3, 5 o 10 años?

No sé si en 3, 5, 10 años o más, pero en un futuro me imagino toda la finca como un jardín, una eco-granja con pollos, pavos, vacas, ovejas y todas las casas restauradas para acoger huéspedes. ¡Tenemos aún 1 cabaña, 1 molino, 2 casas y una antigua fábrica textil al lado del río por restaurar! No sé si conseguiré verlo todo arreglado.

Hace un tiempo, llegó un punto en que me encontré perdida, sin saber cómo y por dónde continuar, y con escaso presupuesto para invertir. Y gracias a un consultor hotelero recuperé la ilusión en mi proyecto. Con creatividad sobre la mesa, estamos trabajando en nuevas ideas experienciales en Masia Escrigas, que muy pronto podré compartir con vosotros.

Así que, en un futuro, me veo en un paraíso aún mejor y pudiéndolo compartir con todos vosotros. O quién sabe, ¡igual en la otra parte del mundo! Nunca sabes dónde la vida te va a llevar. Hay que saber aprovechar lo que te pasa por delante, disfrutar del momento y no dejarlo escapar.

 

Candyliving

Recomiéndame una cuenta de Instagram que sigas y te encante.

@courtneyadamo: me encantan las familias con muchos niños. Esta familia me enganchó cuando se cogieron un año sabático para viajar el mundo y, después, decidieron instalarse en el lugar que más les había gustada: Australia. Su aventura sigue allí, en su nuevo hogar.

@pablo_laguia: me vuelve loca su fotografía y como consigue transmitir amor a través de sus imágenes.

@fivemarysfarm: una pareja de abogados que se compran un rancho y cambiaron radicalmente su estilo de vida con sus 4 hijas. Curiosamente, todas, incluida la madre, se llaman Mary. Me encanta la energía que transmiten y la superación.

 

Candyliving

¿Qué te hace feliz? ¿Qué te inspira?

Mi mayor inspiración son los mis hijos. Me encanta que puedan tener una vida así de sana y que aprendan en directo todas las cosas tan básicas que nos da y nos transmite la naturaleza. Que disfruten de las cosas pequeñas, que vivan y crezcan juntos. Que aprendan a ser responsables a través del cuidado de los animales y a ver los peligros por sí solos a través de la experiencia.

 

Laura Casanova, de Candyliving

La historia de Laura no necesita ni despedida. Lo que sí que me viene a la cabeza después de escucharla es la siguiente reflexión: a veces, tenemos miedo de lo que soñamos. Seguramente, todos hemos pensado alguna vez en hacer un cambio radical en nuestra vida, ya sea ir a vivir fuera de la ciudad, tomar más consciencia de nuestro cuerpo y nuestra salud o dejar un trabajo que no nos hace felices. Pero no acabamos de encontrar el momento, nos falta valor o, simplemente, nos negamos la evidencia de que lo necesitamos. En estos momentos, viene bien leer una historia como la de Laura, una persona que ha escuchado a su corazón desde que era muy jovencita, siempre ha tenido clarísimo qué camino seguir y, ante las adversidades, que las ha tenido, solo se ha limitado a buscar soluciones y no a compadecerse.

Laura, amiga, gracias por compartir, a corazón abierto, tu historia. Estoy segura de que nos va a servir a muchos tu tenacidad, tu fortaleza y, sobre todo, tu alegría.

 

¡Hasta pronto!

2 Comments
  • Bekerreke
    Posted at 10:53h, 27 septiembre

    Me ha encantado (una vez más) esta historia y su protagonista, que ya la seguia por IG. Pero me ha servido para saber más de ella y sus proyectos.
    ¿Sabes que todo lo que cuentas tj al principo sobre ella, se percibe cuando lees el trozo escrito por ella? ¡Que maravilla!

    • blogsandroses
      Posted at 14:21h, 27 septiembre

      Ayyy, cuánto me alegro de que te haya gustado, Josune. Y sobre todo, que haya sabido captar su pasión y su amor por su proyecto. Gracias amiga!!